BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Presidente inaugura estancia infantil y liceo en Santiago


Santiago.- El presidente Danilo Medina inauguró la tarde de ayer la estancia infantil Ingenio Arriba y el liceo Rafaela Marrero Paulino en esta ciudad, en la continuación de la entrega de obras escolares ejecutadas con fondos del Ministerio de Educación.
       
Las dos nuevas edificaciones tuvieron un coste de 116,1 millones de pesos, según dio a conocer Educación en nota de prensa.

El acto central de inauguración fue realizado en la estancia infantil Ingenio Arriba en el sector de Cienfuegos, que beneficiará a 226 niños de hasta cinco años.
      
El liceo Rafaela Marrero Paulino, de 34 aulas o espacios docentes, está localizado en el sector Hato Mayor. Consta de 30 aulas estándar, dos laboratorios de ciencia, un laboratorio de informática y una biblioteca. Este centro beneficiará a 1.050
estudiantes.
       
El discurso central del acto fue pronunciado por el ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, quien dijo que al ver la calidad de las construcciones infantiles y la cara de alegría de los "niñitos" y sus madres, da la impresión de que se está en un país
súper desarrollado.
      
"Esto parece un sueño que sólo está concebido para países con un alto desarrollo económico. Pero eso ocurre aquí, con un presidente como Danilo Medina, comprometido con el bienestar de los dominicanos, especialmente de las madres solteras que no disponen de recursos", expresó.
      
Afirmó que aunque los derechos de los niños y niñas están consagrados en la Constitución de la República, una cosa es lo que está escrito y otra la realidad, porque "del dicho al hecho hay mucho trecho".
       
"Dicen los grandes tratadistas que no hay mejor antídoto para la pobreza, que un empleo, y el presidente Medina ha generado en lo que va de su gobierno, más de 330.000 empleos; pero lo mismo está ocurriendo con la salud, que en cada provincia está inaugurando un Centro Diagnóstico donde los pobres pueden ir en busca de salud en forma gratuita", agregó.
       
Las palabras de agradecimiento estuvieron a cargo de la señora Elizabeth Pascacio Vargas, una de las madres beneficiadas. El sacerdote Ricardo García, de la parroquia San Juan Evangelista, bendijo la obra.

Nota: Servio Cepeda