BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Rodolfo Espinal Anuncia Superó Cáncer

“El locutor más popular del mundo” quisiera seguir ligado al sector turismo

A pesar de que este hombre de la comunicación siente tanto orgullo de ser dominicano no conoció su país hasta los 17 años, pero una vez en tierra dominicana comenzó a aportar a la sociedad desde su trabajo en la radio.

“No conocía mi país hasta los 17 años; no me identificaba absolutamente en que yo podía desarrollar algo ligado al país.  Cuando yo llegó al país mi gran problema es que no tengo amigos de infancia, no tengo amigos, aunque tuve la gran facilidad siempre de ser sociable y abrirme paso, encontrar amigos donde no hay, pero si fue una etapa difícil de mi vida”, recuerda Don Rodolfo Espinal, el maestro de ceremonias por excelencia.

Que una gente pueda manejar diez idiomas habla claro de su inteligencia, “el primer idioma que aprendí fue el español, gracias a mis padres que me hablaron muy buen español y de ahí mi dicción, no tuve que aprender a hablar bien”, pero también habla francés, holandés, árabe, inglés, ruso, italiano, papiamento, entre otros.

Turismo,  El cáncer y los idiomas
Colombia Alcántara se fue encantando al escuchar a este hombre contar pasajes de su vida y es que muy pocos ciudadanos del mundo tiene la dicha de a los 35 años haber viajado medio mundo.

“El Locutor Más Popular del Mundo”, por su trabajo en Radio Clarín Internacional (en onda corta) en el programa “This is Santo Domingo”, Por la Asociación  de Radioyentes de Onda Corta”, alguien me dijo que yo era el mercadólogo de la República Dominicana, porque la campaña de marketing que yo hice de turismo no tiene comparación”, dijo Espinal.


“Lo religioso me ha ayudado bastante, a soportar un divorcio y hasta un cáncer que yo tuve el año pasado hasta hace poco, hasta el viernes de la semana pasada cuando mi oncólogo le dijo a mi hija bueno el resultado fue positivamente negativo, yo tenía un tumor de unos 43 centímetros en el pulmón derecho y con el tratamiento ha desaparecido por completo, lo único que tengo es una lesión que me dejó en la garganta, pero por lo demás bien 100 por ciento”, estas palabras motivaron los aplausos de la anfitriona Colombia Alcántara.

En curazao hay una conciencia que todavía nosotros no hemos adquirido aquí, Curazao supo a muy temprana edad por decirlo así, que vivía e iba a vivir del turismo y con eso entonces se hizo hincapié de que su población se preparara para el turismo por eso los idiomas eran tan importantes como debería ser aquí, los idiomas en República Dominicana debe dársele un valor extraordinario en las escuelas”, dijo Don Rodolfo, un hombre ligado al turismo desde los años 60s.

Padre de cuatro hijos, tres hembras y un varón, fue el primero que ganó el Micrófono de Oro del Círculo de Locutores Dominicanos.  Recuerda su participación en 1977 en la celebración de Miss Universo cuando entrevistó once participantes en once idiomas diferentes.

Para Espinal la radio vive un mal momento, “una época en que estamos viviendo una radio que no es lo mejor para la población, se está mal educando la población, en que la radio tiene todavía una gran influencia entre la gente, mezclar las malas palabras todo eso se refleja en la población dominicana…no hay una forma de atacar el problema por la raíz”, expresó Espinal al tiempo de afirmar que las publicitarias se van detrás del rating.

Pionero con baladas en la radio
Ya a los siete años incursiona en la radio en un programa que hacía su padre en Curazao, pero a su llegada al país es en Radio Mil que da sus primeros pasos en radio de la manos de Don Joaquín Jiménez Maxuell, “yo tuve el gran privilegio de educar al radioyente dominicano en música internacional, en música instrumental, dice Anthony Ríos que fui el introductor de la balada en República Dominicana, en un programa romántico que después lo supe casé mucha gente”, recuerda Espinal hablando con Colombia Alcántara.

Esta conversación tan anhelada por Colombia al fin se le dio y es que cualquier comunicador (a) quisiera tener ese privilegio.

“Jiménez Maxuell me dijo habla como un hombre, saca la voz del pecho, y ahí aprendí que tenía que sacar la voz del pecho no de la garganta, esa es mi voz natural y la experiencia Radio Mil me dirigió hacia la comunicación”, recordó Espinal.