BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Triple crimen consterna Moca


MOCA.-Familias de este municipio de todos los estratos sociales y económicos están consternadas por el triple asesinato que cometió en la madrugada de ayer jueves un despechado comerciante contra su pareja sentimental, una prima hermana y una tía de ésta, luego de ingerir bebidas alcohólicas en varios negocios de la comunidad.

La tragedia que acabó con las vidas de Adreína Espinal, María Espinal y Vanessa Espinal, de 24, 43 y 25 años de edad, respectivamente, ocurrió en la calle principal, sin número, de la urbanización Villa Estancia Nueva, en la entrada del municipio, por la carretera vieja.

Rafael Sosa (Rafelito Primero), utilizó una pistola calibre 9 milímetros para quitarle la vida a su concubina, así como a su tía y a la prima hermana de ésta.

Los vecinos dijeron que alrededor de las 5:00 de la madrugada, luego de una discusión, escucharon los disparos.

Se confirmó que Rafael Sosa no fue deportado de Estados Unidos, sino que vivió por 20 años en esa nación, acumuló una buena suma de dinero y se instaló aquí con un car-wash que posteriormente vendió.

No estaban casados, pero mantenían una relación sentimental libre. No tuvieron hijos.

Los padres de la joven, el conocido mecánico Pedro Andrés Espinal (Matota) y María Magdalena Espinal, procrearon cuatro hijos, dos hembras y dos varones.

Kelvin Espinal declaró que, ciertamente, a un hermano suyo lo llamaron por teléfono para decirle que a su hermana la estaban golpeando.

"Salimos a saber de tres muertes, pero jamás pensábamos que se trataba de nuestra familia", declaró Kelvin.

Indicó que a su hermana se cansaron de aconsejarle que dejara a Rafelito, pero ella nunca les hizo caso.

El velatorio de las víctimas se realiza en la funeraria municipal de esta ciudad y el sepelio será a las 10 de la mañana de hoy viernes en el cementerio local.

Las autoridades policiales confirmaron que el arma homicida estaba amparada por la ley.