BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Vaticinan aguda escasez agua para Santiago


SANTIAGO.-El nivel de la presa Tavera Bao, sigue bajando a causa de la falta de lluvias, donde ayer se situó en 313.80, uno de los más reducidos con una tendencia a colocarse a 3.09.00, de continuar la sequía, conforme advirtió el director de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), ingeniero Silvio Durán.
  
Reveló que la demanda actual del servicio de agua es de 134 millones de galones diarios y que debido a las dificultades que atraviesa el acueducto solo pueden suministrar 105 millones de galones diarios.
 
Pero advirtió el ingeniero Durán que de colocarse el nivel de la presa Tavera en 3.09.00 por la sequía, entonces el servicio de agua podría reducirse a la mitad.
  
Informó que esas complicaciones podrían producirse  en dos meses, es decir 60 días, pero es si no llueve, porque en la actualidad la situación es que salen 20 metros cúbicos por segundo y solo entran diez.
  
Ante esta situación, el ingeniero Silvio Durán, informó que    se propone a recurrir a la construcción de pozos tubulares para disponer de las aguas subterráneas y satisfacer en parte las necesidades.
   
El funcionario, aclaró que no es que no habrá agua, sino que de no llevar dentro de varios meses la situación se complicaría de manera gradual.
 
De los embalses Tavera Bao, deben suplir a prácticamente un millón de habitantes en la provincia de Santiago y en el municipio de Moca.
 
El director general de CORAASAN,  dijo esperar para solventar la crisis  que el gobierno central lo ayude con la entrega de diez camiones para completar 17, que le permitiría llevar agua a comunidades de  Jacagua y sectores de la zona norte, debido a que allí es más crítico el servicio.
 
Igualmente, el ingeniero Silvio Durán, identificó otros de los sectores y municipios que enfrentan mayores problemas con el agua, como es el caso de Cienfuegos y Tamboril.
 
Igualmente, sostuvo que para evitar el desperdicio de agua han recurrido a la fuera, por lo que en los últimos días han cerrado decenas de lavaderos improvisados, pero no lo han dado a la publicidad.

“Si en dos meses el caudal que ingresa a las presas no mejora, nos veremos precisados a  tomar nuevas medidas, porque apenas contaríamos con la mitad del agua para brindarle a  la población”, adelantó el funcionario.  

Por:Nelson Peralta