BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Mundito Espinal: Una reserva musical con "De todo un poco"

Por:Luisa Rebecca Valentín

Mun­di­to Es­pi­nal, inquieto pro­fe­sio­nal, po­li­fa­cé­ti­co, lo­cu­tor y pe­rio­dis­ta, lu­cha­dor por la cons­ti­tu­cio­na­li­dad de Repúbli­ca Do­mi­ni­ca­na. De él, pue­de de­cir­se que fue pro­fe­sio­nal que "lle­vó su mú­si­ca por den­tro" y que, tuvo "de to­do un po­co", co­mo el nom­bre del pro­gra­ma que du­ran­te más de 40 años, realizó en la ra­dio y en la te­le­vi­sión.   

El com­po­si­tor fue incluido den­tro de la co­lec­ción "Re­ser­va Mu­si­cal", del Ban­co de Re­ser­vas, que re­co­pi­la las me­jo­res obras de crea­dor. In­quie­to y sen­si­ble en cuan­to a te­mas y si­tua­cio­nes so­cia­les, Mun­di­to com­pusó te­mas que fueron po­pu­la­ri­za­dos por una am­plia ga­ma de ar­tis­tas nues­tros, quie­nes por años, han lle­va­do sus com­po­si­cio­nes a dis­tin­tos es­ce­na­rios y fi­gu­ran en nu­me­ro­sas gra­ba­cio­nes.
    
La Na­vi­dad Crio­lla es in­con­ce­bi­ble sin los te­mas de la au­to­ría de Mun­di­to que, de la mano de la Or­ques­ta de Jhonny Ven­tu­ra, han per­ma­ne­ci­do co­mo sím­bo­los de la mis­ma, du­ran­te años.  

Te­mas co­mo "Sal­sa pa tu le­chón", "Lle­gó Na­vi­dad", "Con­se­jo de Na­vi­dad" y "Lle­gó No­che­bue­na otra vez", re­sul­tan im­pres­cin­di­bles pa­ra los do­mi­ni­ca­nos en ca­da Na­vi­dad. Se su­man los me­ren­gues "Yo no sé no," y "El ves­ti­do", tam­bién con la Or­ques­ta de Jhonny y la man­gu­li­na "Te en­rre­das­te ca­ri­ño", en la voz de Ri­co Ló­pez.
    
Pe­ro Mun­di­to no fue so­lo al­ga­ra­bía y fies­ta. Fue tam­bién ro­man­ce y sen­ti­men­ta­lis­mo, a tra­vés de te­mas que co­mo "Di­me", "Mo­ri­ré sin ti", "No me bus­ques", "Qué tris­te" y "Si­go" se es­cu­cha­ron en la ro­mán­ti­ca voz de Faus­to Rey; se in­clu­ye tam­bién en el dis­co “Im­po­si­ble", en la voz de Cam­boy Es­té­vez;  "Pién­sa­lo" y "La no­che tris­te", in­ter­pre­ta­das por Fer­nan­do Ca­sa­do y "May­ra", com­po­si­ción po­pu­la­ri­za­da por Fer­nan­do Vi­lla­lo­na, cuan­do ape­nas to­ca­ba en su ado­les­cen­cia. No po­dían fal­tar "Na­da" y "Vie­jo ami­go", am­bos es­cri­tos por Mun­di­to y que for­man par­te del re­per­to­rio eterno de Ant­hony Ríos.
          
Su vi­da
Na­tu­ral de La Ro­ma­na, Ra­fael Ed­mun­do Es­pi­nal Her­nán­dez, emi­gró a New York por cues­tio­nes po­lí­ti­cas, don­de es­tu­dió pe­rio­dis­mo y fo­to­gra­fía, desem­pe­ñán­do­se en el ex­te­rior en es­te ofi­cio. Se unió a las lu­chas po­lí­ti­cas, fue je­fe de se­gu­ri­dad del PRD y ad­ver­só a Ba­la­guer. Tras el Gol­pe de Es­ta­do del 63, re­gre­só a Es­ta­dos Uni­dos. De re­gre­so al país du­ran­te la Gue­rra de Abril, es nom­bra­do sub­je­fe de se­gu­ri­dad del   go­bierno cons­ti­tu­cio­na­lis­ta. Des­pués de ocu­par va­rios car­gos pú­bli­cos, es­tu­dia gui­ta­rra y asu­me la pa­sión de la com­po­si­ción mu­si­cal.  
    
Su con­sa­gra­ción co­mo com­po­si­tor lle­ga en 1970, en el Fes­ti­val de la Can­ción de Mia­mi, don­de ga­na el se­gun­do y cuar­to lu­gar, con te­mas que cuen­tan con arre­glos de Ra­fael So­lano. En la dé­ca­da del 70 tam­bién da inicio a su pro­gra­ma "De to­do un po­co", que realizó jun­to a su es­po­sa Mi­la­gros Gar­cía.