BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Jesucristo nos transformó en hijos/as de Dios {Lo que importa}

“A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;”  S.Juan 1:11-12 RVR1960.

A pesar de las malas experiencias vividas en el Evangelio y fuera de la Buena Noticia, lo que ha hecho Cristo por la humanidad no hay nada a que comparar, "nos ha construído ante la presencia de Dios en sus hijos", y eso es más que suficiente en esta vida, cualquiera sea la circunstancia que tengamos que atravesar, buena o mala.

No importa si como a Cristo no te reciban, o te humillen, o no crean en ti, o te miren con ojos arrogantes, o, podría ser tu caso, no crean en el Ministerio que ha recibido del Señor, insisto, no importa, lo que realmente importa es que eres hijo/a de Dios por la obra de Jesucristo.

Lo que importa es que fue a la cruz por ti  y por mí para nuestra salvación, sí, somos el motivo y la inspiración por el que "aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros "San Juan 1:14{a}.   Y eso es lo que le molesta al mundo de las tinieblas y a su embajada aquí en la tierra, y a su relacionista público y oculto, el falso profeta.

Aliéntese tu corazón y no de marcha atrás porque la venida del Señor, como proclama Su Palabra, está cerca. Somos la cosecha de Cristo, quien llevó nuestras manos al arado para hacernos partícipe de su ofrenda ante la presencia del Dios Todopoderoso. EL mismo expresó "Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás". San Lucas 9:62{a}.

Resplandece, porque las tinieblas no van a prevalecer contra ti, y el Señor te ha dado la potestad de ser hecho hijo/a de Dios. No eres el producto de un error o de la casualidad o de un accidente o de una planificación humana, eres la esencia de la perfecta Voluntad de Dios en este mundo. No somos hijos/as "engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios". San Juan 1:13. {b}.

Abraza esta promesa del Señor y como ÉL te ha prometido "no tema lo que te pueda hacer el hombre".