BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Pasó un año fingiendo ser gay

A pesar de que se crió creyendo que la homosexualidad era un pecado, el norteamericano Timothy Kurek decidió en 2010 pasar un año entero simulando ser gay, con el objetivo de comprender y solidarizarse con lo que los homosexuales deben atravesar.

Hijo de una familia de cristianos conservadores, Kurek creció odiando la homosexualidad como uno de los peores vicios de un ser humano. Pero un día, todo cambió. Una amiga de un club de karaoke le confesó que su familia la rechazó porque les había revelado que era lesbiana.
“Sentí que el Dios me había dado una patada en el estómago. Ella estuvo llorando en mis brazos y yo, en vez de estar ahí para ella, estuve pensando en los argumentos para convertirla”, aseguró en una entrevista. 
“Uno aprende a temer a Dios. Se supone que lo correcto en ese caso era decirle a mi amiga gay que era una abominación, y que debía arrepentirse para poder ir al cielo.” Click aqui