BANDA REAL #MUJERPERFECTA

La noche del Pueblo y el Merengue: Superó todas las expectativas en la “Gran Arena del Cibao”.

Por :Agustín de la Cruz

“La Noche del Pueblo y el Merengue” fue exitosamente celebrado en la “Gran Arena del Cibao” evento que contó con todo el andamiaje de un concierto de gran magnitud, pantalla gigante, luces, humo, sonido, entre otros y organizado en todos sus aspectos por la empresa de Héctor Acosta, bajo la producción de “Darío Holguín (Papá)” y toda una maquinaria de colaboradores.

Cuatro de nuestros más importantes merengueros, dieron inicio a lo que se podría convertir en el renacimiento de un ritmo que continúa demostrando que sigue siendo nuestra marca país.

Esa noche, el merengue brilló como en sus mejores tiempos, desafiando la mala vibra de los incrédulos, además el inicio de la temporada de pelota y a solo unos pasos del concierto, el 1er juego de las “Águilas Cibaeñas”.

Con la jocosidad del reconocido “Trompo Loco” se dio inicio al espectáculo y fue la única vez que se vio un #MC en tarima, pues todo se hizo pregrabado, sincronizado de manera tal que luego de una reseña visual de cada artista, era anunciado  en pantalla gigante por el próximo compañero en turno.

La “Banda Real” inició la parte artística, dándole el toque típico al concierto y demostrando que como nueva generación, en sus manos recae la responsabilidad de continuidad del merengue de acordeón.

Nuestra reina “Milly Quezada” fue la representación femenina,  una súper estrella merenguera propietaria de un cargado repertorio de éxitos yuna privilegiada voz, quien de principio a fin hizo corear cada una de sus interpretaciones.

Con la chaqueta #22 y gorra de las “Águilas Cibaeñas” hizo su aparición en el escenario el responsable e ideólogo del concierto @eltorito33 un gigante de baja estatura, quien sin barajar pleito, desde la 1ra interpretación venció a ese #Goliat de público que lo esperaba, el ha sido el más feroz contrincante de los detractores de nuestro merengue y esa noche los humilló.

Cantó, cantó y cantó, pero él sabía que por más que lo evitara, a su público le tenía que hablar y cuando ese momento llego, lo hizo en tono enérgico en defensa de nuestra bandera musical y como consigna exclamaba el merengue vive ¡!.
Al finalizar su presentación no pudo ocultar las lágrimas en sus ojos y emocionado se despidió con el puño en el pecho y golpeando su corazón, en señal de agradecimiento.

Un evento de tal magnitud requería de un gran cierre y para el mismo llegó #ElCaballoMayor “Johnny Ventura” quien para subir al escenario sorprendió a todos caminando entre la multitud.

El multi galardonado “papá de la alegría” le puso el punto final a una primera  versión merenguera que debe continuar, en otros escenarios.

A través del entusiasmo e interés mostrado por un público de diferentes edades, se hizo evidente que el merengue sigue siendo símbolo de alegría y dominicanidad en cualquier parte del mundo.

Sin lugar a dudas que el éxito de “La Noche del Pueblo y el #Merengue se convirtió en un logro y orgullo para el pueblo dominicano y para nuestro merengue.