BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Abre tu mano a tu hermano, al pobre y al menesteroso, que a Dios le agradad


Nunca se olviden de hacer lo bueno, ni de compartir lo que tienen con los que no tienen nada. Ésos son los sacrificios que agradan a Dios. Hebreos 13:16 Traducción en lenguaje actual (TLA).

El Señor le advierte a su  pueblo, por medio de su Palabra, de cosas que a ÉL le agradan, invitando a hacer lo bueno y a compartir con aquellos que no tienen nada.

Esto parecería muy fácil de llevar a cabo, pero no, no se ve muy a menudo esta acción de socorrer por parte de quienes estamos llamados a hacerlo, a quienes no poseen nada.

Y Dios, que nos instruye que lo hagamos, es porque nos llena de las herramientas y facilidades para esta misión digna y repleta de amor al prójimo.

Se mueve en Dios este anhelo, "Porque tuve hambre, y me diste de comer, tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis;" Mateo 25:35. La Biblia de las Américas.

Una instrucción del Antiguo Testamento, expresa: 7--Cuando haya en medio de ti menesteroso de alguno de tus hermanos en alguna de tus ciudades, en la tierra que Jehová tu Dios te da, no endurecerás tu corazón, ni cerrarás tu mano contra tu hermano pobre,--(8) sino abrirás a él tu mano liberalmente, y en efecto le prestarás lo que necesite. 

(9) Guárdate de tener en tu corazón pensamiento perverso, diciendo: Cerca está el año séptimo, el de la remisión, y mires con malos ojos a tu hermano menesteroso para no darle; porque él podrá clamar contra ti a Jehová, y se te contará por pecado. 

(10) Sin falta le darás, y no serás de mezquino corazón cuando le des; porque por ello te bendecirá Jehová tu Dios en todos tus hechos, y en todo lo que emprendas. 

(11) Porque no faltarán menesterosos en medio de la tierra; por eso yo te mando, diciendo: Abrirás tu mano a tu hermano, al pobre y al menesteroso en tu tierra. Deuteronomio 15:7-11. 

Hoy y siempre "hagamos bien a todos según tengamos oportunidad, y especialmente a los de la familia de la fe." Gálatas 6:10. La Biblia de las Américas.

Que Dios nos ayude en esta tarea de bendición, "Todo lo que te viniere a la mano para hacer hazlo, según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría". Eclesiastés 9:10.