BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Marco Antonio Solís llena de baile, romance y recuerdos a Hard Rock Hotel

Punta Cana, Higuey.-Una inolvidable velada sin duda alguna fue la que hizo vivir a sus seguidores el músico, compositor y productor mexicano Marco Antonio Solís, cuando entregó un concierto lleno de romance y recuerdos el pasado sábado en el salón Filmore del Hard Rock Hotel & Casino Punta Cana, agotando un turno más de su gira “Por amor, amor World Tour 2015”.
El artista abrió su show a las 9:15 de la noche con sus mejores canciones e hizo vibrar a su público, que lo esperó sentado y desde donde coreó cada una de sus canciones durante más de dos horas.
Delgado, elegante, pero con su misma cabellera larga, Solís llegó al escenario acompañado de siete músicos, tres coristas y cuatro bailarinas que durante todo su espectáculo jugaron un papel importante en cada uno de sus temas.
Aunque ya había estado en este mismo lugar el pasado año cantando junto a Ana Gabriel, Solís volvió a ver de nuevo allí sentado al publico dominicano compuesto mayormente por mujeres de distintas edades, en el que no faltaron grandes comunicadores y hasta la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández estuvo entre los fans del llamado “Buki” que se trasladaron de la capital a Punta Cana para rememorar aquellas canciones con las que más de una generación creció.

Las ovaciones
Los aplausos no pararon durante toda la noche y cada palabra del artista era respondida con la algarabía del público, que vio a un Marco Antonio hablar hasta del amor en tiempos de ‘WhatsApp’.
El inolvidable recital mostró a un ex Buki que cantó, bailó, recordó momentos de su vida, dedicó canciones y hasta se mostró en el escenario con una galantería que en momentos arrancó los gritos de sus seguidoras, que llegaron desde temprano impecablemente arregladas a la espera de su ídolo de décadas.
Su dominio en el escenario es evidente que se lo debe a sus años en la música y a la disciplina que tiene como artista, habla mucho con el público y les tira piropos a sus amores del pasado hasta y a los actuales.
Solís fue el líder de la banda Los Bukis entre 1973 y 1996, una emblemática agrupación que le dio fama en distintos países del mundo.
Luego de sus primeras canciones llegaron los elogios para el país: “En República Dominicana siempre hay un buen tiempo, aunque llueva, aunque esté como esté siempre es hermoso aquí, gracias a las gentes de Argentina, Venezuela, Colombia, México, Puerto Rico, Chile, abrazos a todos los que están disfrutando, esta noche se vale de todo.
Un hombre sencillo
Romántico y con su misma sencillez, Solís alzó su potente voz para interpretar temas como “Se va muriendo mi alma”, “Morenita”, “Tu cárcel”, “El perdedor”, “De mil amores”, “A dónde vas”, “Y ahora te vas”, “Cuando te acuerdes de mí”, “Dónde estará mi primavera”, “Tú me vuelves loco”, “O me voy o te vas”, entre otras canciones. Le faltó “La Navidad”, una de las que más el público pidió.
“Hace falta confiar en alguien, felicidades a los que se han casado en estos días, aquí he visto muchas bodas, qué bueno que confíen en el amor”, dijo el cantante, para entonces seguir interpretando canciones de amor.
Un ‘medley’
Los sentimientos seguían al tope entre recuerdos, tristeza y soledad, que se elevaron cuando sonó la canción “A dónde vamos a parar” junto a un divertido ‘medley,’ ocasión en la que Solís tomó las riendas de la percusión y se dejó ver como un icónico que brilla y se reiventa cada día más.
Fue evidente que el escenario del Filmore se llenó de amor, nostalgias, baile y ese swing del que el mexicano Marco Antonio Solís hace gala en cada momento.
Pasadas las once de la noche el músico mexicano cantó una de sus últimas canciones y entonces se puso en señal de reverencia para finalizar su concierto, pero a coros fue pedido por el público nuevamente y salió e interpretó tres temas.