BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Brasil: Rousseff gana oxígeno con fallo del Supremo sobre juicio político que puede hacerla caer

(Tomado de EFE).- La justicia de Brasil dio oxígeno a la presidenta Dilma Rousseff, al determinar que la apertura del juicio político que puede separarla del cargo sea resuelta por el Senado en lugar de la Cámara de Diputados, donde el gobierno tiene menos apoyo.
El fallo del Supremo Tribunal Federal (STF) estableció este jueves que los senadores deberán refrendar por mayoría simple un eventual pedido de “impeachment” a Rousseff solicitado por dos tercios de los diputados.
Además rechazó la polémica elección que la Cámara Baja hizo la semana pasada de una lista de mayoría opositora para integrar la comisión especial que va a analizar el pedido de impeachment a Rousseff.
Ambas decisiones del Supremo ofrecen un respiro a la presidenta, ahogada por lascrisis política y económica que han derrumbado sus índices de aprobación en el primer año de su segundo mandato.
Rousseff es acusada de haber maquillado ilegalmente la situación fiscal de Brasil antes de su reelección en 2014, pero sus partidarios han calificado como un intento de “golpe” los esfuerzos para destituirla.
El pedido de impeachment a Rousseff fue aceptado a co  mienzos de mes por el presidente de Diputados, Eduardo Cunha, un exaliado y actual enemigo de la presidenta que busca él mismo sobrevivir a denuncias de corrupción.
Ahora corresponde a Diputados conformar una comisión especial para analizar el tema, pero el Supremo estableció que en vez de ser elegida por voto secreto como la semana pasada tendrá que ser escogida por los líderes partidarios.
Y en caso de que haya una decisión a favor del juicio político por esa comisión especial y por dos tercios de los diputados, el Senado, donde el gobierno tiene mayor control, tendrá potestad de rechazar el proceso.
“La Cámara da una autorización al Senado, no una determinación”, sostuvo el ministro del STF Luís Roberto Barroso. “Sería indigno a un órgano de estatura constitucional funcionar como sellador de papeles”.
Si el juicio político a Rousseff es finalmente abierto, la mandataria tendrá queapartarse del cargo por hasta 180 días mientras los senadores deciden sobre su mandato. Sólo con dos tercios de los votos del Senado la presidenta caería.