BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Crisis Justicia alarma sociedad civil


Santo Domingo.- El vicepresidente de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños, advirtió ayer de que el sistema de justicia dominicano está "al borde del colapso", debido a los recientes escándalos corrupción destapados en el Poder Judicial.
       
Para Castaños, estos actos de corrupción que implican a diversos jueces integrantes de una trama que negociaba con acusados de crímenes como asesinato, narcotráfico y lavado de activos son "los más graves de las últimas tres décadas", dijo tras reunirse con la Comisión de Justicia del Senado.
      
 Sin embargo, según explicó, las denuncias no se limitan a las acciones llevadas a cabo por esos magistrados implicados en la red de corrupción, sino que también afectan a otros actores del sistema.
       
En este sentido, recordó las declaraciones de la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, sobre las implicación de miembros de la Policía en expedientes de crímenes que llegaban a su despacho, o los casos de redes de sicariato y extorsión que operan desde las cárceles.
 
Jueces acusados de corrupción piden prueba caligráfica        
La suspendida jueza Awilda Reyes Beltré y el exmiembro del Consejo del Poder Judicial Francisco Arias Valera pidieron ayer una prueba caligráfica al recibo en el que supuestamente la primera devuelve al segundo el dinero que le entregaron para dejar en libertad al exregidor de Pedro Brand, Ericsson de los Santos Solís, acusado de sicariato.
      
El abogado de Reyes Beltré, Tomás Castro, pidió enviar el citado recibo al Instituto Nacional de Ciencias Forense (Inacif).
      
 Mientras que Carlos Balcácer, abogado del exjuez Arias Valera solicitó que el mismo sea remitido al Departamento de Criminología de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), argumentado que hay una mayor transparencia.
       
Las pruebas determinarán si las firmas que aparecen en el recibo son o no de los jueces.
       
La Fiscalía del Distrito Nacional requisó ayer la residencia de la suspendida jueza de la Cuarta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional en búsqueda de alegadas evidencias contra el proceso que inició contra ella el Ministerio
Público, que la sindica de haber emitido sentencias a cambio de dinero.