BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Mi hijo y yo montamos bicicleta por Simón Zaiek y llegamos a la meta

Un Momentito con Miguel 
Autor Miguel De Jesús Rodríguez
Locutor y Abogado Dominicano
Hace menos de un año abandoné mi practica de atletismo como corredor de 10K,a raíz de mi cirugía de rodillas y la extirpación de un tumor óseo ,fue entonces cuando me abrasé al maravilloso mundo del ciclismo de montaña.

El Comando Ciclístico del Norte me recibió en Marzo del pasado año, ayer Domingo junto a mi hijo Miguel De Jesús  Junior formé parte junto a más de 4,000 ciclistas de la entrega número 24 del clásico Santiago _Montecristi.

Mi intensión era hacerlo por mi amigo adorado Simón Zaiek ,el cual fue mi compañero por más de 10 años de trote fuerte y entrenamiento de atletismo, su sueño era participar en dicho evento  ciclístico ,razón por la cual bicicleta en manos inicio su camino sin saber que iba rumbo a la muerte.

Dos días antes de la actividad me llamó y me dijo “chocolate voy a lograr mi sueño, iré a Montecristi en bicicleta, no te invito porque sé que como eres un chocolatito te vas a derretir”. Yo le dije “turquito charlatan, recuerda tu infarto del que  hace poco tiempo”.

Simón me dijo, yo estoy roca y se despidió como siempre diciéndome “chocolate te adoro hermano”. Aquel domingo 19 de enero  del 2014 se vistió de gris, el luto era colectivo para todos los que tratábamos a ese joven de apenas 45 años.

Ayer Domingo cuando pasaba por el Cruce de Guayacanes, lugar donde el cayó de su bicicleta sin vida, mi Corazón latía de prisa, lo sentí conmigo y dije “perdóname por llegar tarde al ciclismo, pues te hubiese acompañado a esta aventura y no te hubiese dejado ir”.

En la entrada de Guayubin un clavo y un pedazo de metal destrozaron mi goma trasera, esperé por más de media hora hasta que mi hermano Hugo Muñoz consiguió un tubo nuevo, seguí y 25 kilómetros más adelante  el tubo nuevo botaba el aire.

Adonis Pérez un joven ciclista decidió no completar la ruta y prestarme su bicicleta, en el kilometro 97 faltando 23 para la meta el tubo botaba el aire, miguelito se la pasó completando la goma y aparte de eso el clip usado por él, era fino de ruta y mis zapatillas no se ajustaban, la bicicleta era “L” y yo soy “S” y para completar la tija que soporta el sillín  quedó más alta de mi tamaño y se ajustaba solo con destornillador especial el cual no tenia.

No hice caso a estos obstáculos y con fe pedí a Dios que me ayudara porque Simón daba a todos  un  amor tatuado con la verdad, fue una luz divina en nuestras vidas por eso después de escuchar las recomendaciones de mi Cardiólogo Doctor José Arístides Vargas quien de manera desinteresada me dio seguimiento toda la carrera, decidí dar pedales por 4 horas y media hasta completar 120 kilómetros, rutaSantiago _Montecristi para llenar el vacío que dejaste en mi Corazón con una medalla para ti. Ayer domingo mi hijo y yo montamos bicicleta por Simón Zaiek y llegamos a la meta