BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Población celebra Día de La Altagracia

Por:Nelson Peralta

SANTIAGO.-Los dominicanos celebran este jueves el Día de la Virgen de La Altagracia, Madre protectora y Espiritual de la República Dominicana, con diversos actos en las iglesias y santuarios, la cual tiene como punto principal  de peregrinaje La Basílica de Higuey en l provincia que lleva el nombre santo.

Desde ayer, comenzó el peregrinaje desde Santiago y pueblos del Cibao a Higuey, pero también del Sur y pueblos cercanos del Este. Es una tradición de los dominicanos que profesan la fe católica de celebrar el Día de la Virgen de la Altagracia, madre protectora del pueblo.

Acuden a Higüey a venerar, agradecer  y pedirles favores a la madre protectora de todos los dominicanos, cuya  fiesta se celebra el 21 de enero de cada año, y la misma es un día festivo en la República Dominicana. 

La imagen de la Virgen de la Altagracia es idolatrada en el país, iniciándose esta devoción durante el período colonial, aunque también fue pasando por otras regiones del continente.

A pesar de que existen diversas versiones sobre el inicio de la devoción por la  Virgen en el país, existe un consenso de que  se remonta a la época colonial. Algunos historiadores establecen que la celebración del Día de La Altagracia es el 21 de enero porque en esa fecha del año 1691 el ejército español venció al francés en  la Batalla de la Sabana Real, que se llevó a cabo en la parte Este de la Isla de Santo Domingo.

Se dice que el 21 de enero fue el día escogido por los españoles para celebrar la victoria y agradecer a la Virgen, a quien le habían rogado vencer en el combate. La imagen de la virgen habría sido traída al país en 1502 por los hermanos Alonso y Antonio Trejo, provenientes de la localidad de Extremadura, España.

Allí, la Virgen de La Altagracia se habría aparecido  por primera vez a un agricultor  sobre un árbol, a lo que debe su nombre, que significa “la más alta gracia venida de los cielos”. Los hermanos hicieron hogar  en la Villa de Higüey, donde acostumbraban a regalar la imagen de la Virgen.

En 1692 el poder eclesiástico de la Iglesia Católica declaró el 21 de enero  fiesta oficial, y se reconoció como día no laborable, de fiesta nacional y religiosa  durante el primer gobierno de Horacio Vásquez (1899). En 1971 se inauguró en Higüey  la Basílica Catedral Nuestra Señora de La Altagracia, que reúne  a miles de feligreses y devotos.