BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Santiago Cruz: “Seguimos en la pelea contra el urbano, como si fuera el enemigo”

En los últimos años la industria musical ha experimentado una proliferación de talentos nuevos en la rama de la balada y pop romántico, un movimiento que, según resaltó Santiago Cruz, se ha evidenciado en distintas partes del mundo.

El cantautor, durante una conversación vía telefónica  desde su residencia en su natal Colombia, consideró que la nueva camada de artistas en la onda romántica es un fenómeno que demuestra que estamos viviendo una época de florecimiento en la música. Sin embargo, dijo que “seguimos enfrascados en la pelea contra el urbano, como si fuera el enemigo”.
“Concentrémonos, como público, en buscar cosas nuevas y apoyar; y nosotros mismos, como artistas, en tratar de exponer otros tipos de puntos de vista para que el paisaje no se vuelva tan uniforme”, manifestó el intérprete de “No te necesito”, “Y si te quedas, ¿Qué?”, “En tus zapatos” y “Desde lejos”.
Cruz resaltó que “el problema” es que existe un enfoque en generalizar y en conformarse únicamente con lo que se escucha en la radio o lo que presentan las listas, provocando un encerramiento y pelea por popularidad entre géneros musicales, que no existe.
“A final de cuentas, hay gente y oídos para todo. Creo que si tú oyes reggaetón, eso no te excluye a escuchar otro género o querer ir a un concierto de otras cosas. La música no es excluyente, somos nosotros los que nos empeñamos en esa pelea de ‘esto solo tiene que sonar aquí’. Somos nosotros quienes tenemos esa necesidad de ponerle etiqueta a todo y guardar cada cosa en el cajón que, supuestamente, le corresponde”, agregó.
El artista, de 42 años, no solo aplaudió que, en medio del acaparamiento que ha tenido el género urbano en la industria durante varios años, jóvenes de todos los países apuesten a otras propuestas. Sin embargo, entendió que es una “responsabilidad compartida entre artistas y padres” el contenido que se lleva y se consume en la música y otras áreas.
Santiago Cruz Vélez, nombre completo, defendió la música en este aspecto, considerando que, en el apartado de las letras y su influencia, es algo que se puede ver en diferentes áreas, como el séptimo arte y la literatura. “Si analizamos en el cine, todo esto de las películas de violencia y esa cultura, se traduce en las matanzas escolares, por ejemplo”, observó.
Sin embargo, entiende que todas las propuestas, en cada género, tienen “algo de valor” y que sí existe un tema de respeto hacia el público en las letras y el mensaje que queda en el juicio y criterio de cada uno.
“Soy un convencido de que el mensaje debe transmitirse con respeto hacia uno mismo, primero, y hacia el otro. Ese es mi terruño, esa es mi parcelita, mi montaña, ahí es donde yo me muevo y eso es lo que yo quiero mostrar. Soy un convencido del poder de la palabra y de que ese poder se amplifica más cuando es una palabra hecha canción. Es muy delicado lo que uno dice, cómo lo dice y creo que muchas veces se toma muy a la ligera”, indicó durante la entrevista.
Aunque respeta todos los géneros y no ataca a quien no esté en la misma página que él, consideró que el poder de la palabra, combinada con la influencia de un artista, se anida en el subconsciente del público, por lo que “hay que ser coherente y consecuente con lo que se expone y se expresa”.
Pasiones ocultas
Una de las pasiones de Santiago Cruz, es arreglar sus canciones para filarmónicas y orquestas. Desde el 2012 ha estado inmerso en el proyecto Satélite Sinfónico, una plataforma que ha presentando únicamente en Colombia, y que este año ampliará los escenarios llevándola a México, sin descartar, en un futuro, la plaza de República Dominicana. Por otro lado, dijo que está trabajando en una nueva producción y que otra de sus pasiones escondidas es el cine. “Tengo algo trabajando en mi cabeza, vamos a ver si llega a pasar. Es una idea y una aficción que raya un poco en la obsesión”, puntualizó Cruz.
Quiere a Sergio Vargas en uno de sus conciertos
En 2016, Santiago Cruz trajo, recién sacadito del horno, su disco Trenes, aviones y viajes interplanetarios, en el que lo acompañaron Vicente García y Pamel, en el Anfiteatro Nuryn Sanlley.
Dos años después, el intérprete de “Vida de mis vidas” ha viajado por numerosas ciudades de Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, impregnándole, en cada parada, nuevos matices a su Interplanetario Tour.
El artista regresará con estos arreglos a la República Dominicana para ofrecer dos shows: en el Gran Teatro del Cibao y el salón La Fiesta del hotel Jaragua, el 24 y 26 de mayo, respectivamente, bajo la producción de StarShow by César Suárez Pizano. Aunque tendrá sorpresas, confesó que uno de sus grandes anhelos es poder tener entre sus invitados a Sergio Vargas.

“Me voy a meter en problema, pero desde hace varios años que voy a Dominicana y en cada concierto que he estado, mi negro Sergio Vargas y yo no hemos podido coincidir. Este año voy a insistirle más a ver si se sube a cantar conmigo en uno de los shows”, reveló. “Siempre he tenido esa ilusión de cantar con él en su tierra”, agregó.(Muriel Soriano-El Caribe)