BANDA REAL #MUJERPERFECTA

Obispo de Baní propone "toque de queda cívico" contra la delincuencia

 Baní. El obispo de la Diócesis de Baní, monseñor Víctor Masalles, propuso que el Gobierno aplique de inmediato “un toque de queda cívico” para reducir la delincuencia y el crimen.


La medida implicaría adoptar una política de control y vigilancia a los centros de ventas de bebidas alcohólicas, la circulación de motores y a la contaminación sónica, entre otras decisiones, indicó.

“No se puede estar permitiendo que los llamados drinks o negocios de ventas de bebidas alcohólicas estén en horas de la noche perturbando con el ruido de sus música y bocinas la tranquilidad y el descanso de la gente que trabaja y estudia”, expresó.

El religioso católico hizo su propuesta durante un encuentro organizado por el Grupo de Comunicaciones Ortiz Ruiz, celebrado en el casino de Peravia, en esta ciudad.

En esa actividad participaron decenas de representantes de organizaciones barriales, juntas de vecinos, religiosas, comunitarias, gremios profesionales, comerciantes y otras entidades de Bani.

Masalles indicó que, en Baní, esa situación “ha venido creando una mala imagen de un pueblo que a través de la historia ha sido reconocido como trabajador”.

“Las autoridades del gobierno, responsables de la paz y la tranquilidad de los ciudadanos, están obligadas a buscar soluciones a corto y largo plazo a dichos problemas sociales”, inistió.

El obispo consideró que el Gobierno debe tomar en cuenta los últimos hechos de violencia, entre los que se destaca el asesinato del coronel de la Policía Nacional Daniel Ramos Álvarez, frente a un punto de drogas en el barrio Santa Cruz, el 8 de este mes.

Monseñor Masalles se sumó al clamor de organizaciones políticas, sociales, religiosas, empresariales, educativas y de la sociedad civil de que el Gobierno haga frente a la creciente ola de delincuencia que afecta al país, que sigue cobrando víctivas.